Your cart is empty

Buceo Tec: Sangre, sudor y… ¿lágrimas?

Cuando yo comencé a bucear, al decir públicamente que bajabas a 50 metros sólo con fines recreativos te tildaban de loco, estúpido o desinformado. Hoy en día, el buceo técnico con circuito abierto o cerrado no sólo forman parte del mainstream, sino que una inmersión a esa profundidad puede ser cosa rutinaria.

Sin embargo, es interesante ver como después de todos estos años de resultados estadísticamente seguros, muchos perciben el buceo técnico como cosa de una élite, de unos pocos locos o como una meta muy lejana en su educación o carrera de buceo. Ciertamente los cursos son exigentes, se requiere mucha determinación, y no ser sensible a generar bastante sudor y tal vez pequeñas heridas en las yemas de tus pulgares o en tus nudillos (sí, sangre), pero créanme que muchos de ustedes podrían culminarlo sin llegar a las lágrimas. Todo está en cuánto quieres ponerle al buceo y qué esperas a cambio.

Siempre he dicho que muchos buzos pueden pasar toda su vida buceando con configuración, entrenamiento y "filosofía" recreativa y disfrutarlo al máximo. Sin embargo, algunos queremos ir más allá y ver límites nuevos. Si este último es tu caso, intentarlo con un equipo con la configuración tradicional (un tanque, un BC, un regulador y una computadora), simplemente no es una opción. Esto de hecho, es lo que hoy consideramos poco menos que una estupidez, al sobrepasar los límites de no descompresión sin contar con equipo redundante y entrenamiento adecuado. Para eso se ha evolucionado hacia equipos de configuración redundante por un lado, y por el otro PADI, TDI, e IANTD entre otras organizaciones, lo han estructurado en forma de cursos de varios niveles, haciéndolo accesible a mayor cantidad de buzos, para que salgan de su área de confort de forma progresiva. Los principales fabricantes de equipo también han ido incorporándose a la tendencia.

Una vez que emprendes tu entrenamiento tec, comienzas a ver cómo se rompen muchos paradigmas. Comentarios como "…tanto esfuerzo para ver un montón de arena y pasar frío…", se derrumban cuando haces una inmersión en un naufragio profundo de la Segunda Guerra Mundial por mucho más allá de los 10 o 15 minutos del Límite de No Descompresión, y descubres detalles que no habías visto en tus 24 inmersiones anteriores en el mismo barco. Entonces comienzas a comprender de qué se trata el buceo técnico en realidad y por qué todo ese esfuerzo si vale la pena, y con creces.

Aunque hoy en día aceptamos que no todas las inmersiones merecen el costo, el esfuerzo, la planificación y logística que son obligatorios en el buceo técnico, ya nadie desperdicia lágrimas discutiendo; el "tec" es una tendencia irreversible y que tal vez en unos años los "locos" sean quienes buceen sin las ventajas de seguridad que brindan la filosofía "DIR" y su configuración redundante.


No comments (Add your own)

Add a New Comment


code
 

Comment Guidelines: No HTML is allowed. Off-topic or inappropriate comments will be edited or deleted. Thanks.