Your cart is empty

El Buceo Tec no es para todos, ¿O si…?

Hasta ahora, no muchas tiendas u operadoras de buceo se han dado cuenta del potencial que tienen en sus alumnos existentes con el buceo técnico. Para mí, esto tiene que ver con una percepción incorrecta de lo que en realidad es buceo técnico, qué no es, y cuáles son los beneficios para el buzo y para su escuela.

A veces nosotros, los buzos tec somos los primeros culpables, porque hacemos sentir al buzo recreativo como que si no baja al Andrea Doria, o no desciende a 100m con un montón de equipo sofisticado que pesa media tonelada y cuesta una fortuna, no es un buzo tec “de verdad”. Probablemente por eso, a primera vista, a muchos buzos recreativos les asusta el coco del buceo técnico, lo cual está bastante lejos de la realidad. Y es que además las experiencias que contamos los buzos técnicos a veces están tan alejadas de la zona actual de confort de un buzo recreativo en términos de experiencia, dinero y tiempo, que éste inmediatamente lo desecha como una opción, pensando “eso no es para mi”.

Algunos propietarios de tiendas y operadoras piensan de la misma manera, y asumen que de su base de buzos regulares, sólo un “grupito” va a interesarse en el buceo técnico y esto dispara una profecía autocumplida, porque no incluyen esta opción dentro de sus cursos, ni venden equipo o excursiones orientadas a los tec.

Tristemente, entre quienes tenemos roles de liderazgo en el mundo tec, hay quienes impulsan esta actitud, actuando como si fuera una especie de club privado, al cual el resto de los “mortales recreativos” nunca va ser lo suficientemente “cool” como para que le permitan ingresar. Esta actitud no sólo limita el potencial de crecimiento de este segmento de la industria, sino que es completamente equivocada.

Si definimos resumidamente al buceo técnico como “cualquier inmersión hecha en ambientes confinados o que requiera descompresión, con el entrenamiento y equipo adecuado”, entonces, una inmersión con aire a 25 metros por 30 minutos puede ser una inmersión de buceo técnico, asumiendo que la descompresión se realice de forma planeada (anticipada en el plan de buceo y no fortuitamente) y se utilice equipo con las características de ergonomía, redundancia, y confiabilidad que exige el buceo técnico.

Ahora, pregúntate ¿Cuántos buzos conoces que hagan inmersiones a 25 metros por 30 minutos con ascensos lentos y una parada de seguridad a 5 metros por 3 minutos? Apostaría a que son las dos terceras partes de los buzos que típicamente van un fin de semana a Chichiriviche de La Costa o Guabinas. Bien, ahora imagínate a esos mismos buzos, haciendo esa misma inmersión 5, 10 o 15 minutos más larga y con una parada a 6 metros respirando Nitrox 50 en lugar de aire, de una fuente redundante. Si lo vemos desde este punto de vista, el potencial del buceo tec es mucho mayor de lo que se puede pensar en un principio. Los programas “Tec Light” como el Nitrox Avanzado, permiten que el buzo exceda de forma “lícita” los límites del buceo recreativo, pero no le obligan a cambiar completamente su configuración recreativa. Tendrán que añadir ciertos elementos a su equipo y tal vez renovarán su BCD o computadora actual, lo cual de paso, no es nada malo para la tienda.

Aunque no es perfecta, la analogía de la escalada en roca funciona para ilustrar las posibilidades para un buzo que quiera seguir el camino al tec. Por ejemplo, hay muchísimas opciones desde quien se conforma con la pared de escalada en un centro comercial, al que quiera escalar una pared del Avila en un día soleado, o quien se disponga a hacer una expedición al Everest. Puedes tomar ese sendero con la idea de llegar al Everest algún día, pero perfectamente puedes quedar más que satisfecho escalando uno de los Morros de San Juan y todavía decir que eres un “escalador”.

Mucha gente –buzos e instructores- ven al buceo técnico como “Everest …o nada!” Pero de hecho, esta modalidad ofrece alternativas que van desde una inmersión de rango extendido con sólo un cilindro y un pony con dos mezclas distintas de Nitrox, hasta una inmersión con seis cilindros a 100 metros, con Trimix Hipóxico. Cambiando tu perspectiva, descubrirás que hay muchas maneras de participar de esta mega-tendencia y obtener a cambio tu dosis de adrenalina, naturaleza y aventura, dentro de tu zona de confort.

Otra forma de descubrir el potencial del tec es “reciclando” tus viejos sitios de buceo, especialmente en nuestro país, donde a pesar de tener 2.200 kilómetros de costa -el frente más grande de Suramérica sobre el Mar Caribe- y 314 islas e islotes, sólo hay cinco áreas donde se realizan actividades de buceo recreativo regularmente y sólo un punto de buceo con acceso directo desde la orilla. El buceo tec permite que conviertas a la propia bahía de Chichiriviche de La Costa, donde has buceado cientos de fines de semana desde que eras un Open todavía en pañales, es un sitio completamente nuevo en las cotas de 40, 50 u 80 metros.

El buceo técnico tampoco es un tema de “todo o nada” para las tiendas u operadoras. Ni siquiera tienen que invertir mucho en el tema. Haz la prueba invitando a un instructor amigo certificado en tec, para que dicte una charla en tu centro de buceo y observa los resultados. Participa tú mismo en un “Intro to Tec” e invita a tus alumnos. Al final, tu trabajo es hacer que tus buzos se mantengan buceando y felices en el agua. Si ellos descubren las nuevas opciones dentro de tu centro de buceo, entonces continuarán buceando contigo.

Manux


No comments (Add your own)

Add a New Comment


code
 

Comment Guidelines: No HTML is allowed. Off-topic or inappropriate comments will be edited or deleted. Thanks.