Your cart is empty

Buceo técnico: no son ciencias del espacio …pero se siente como si lo fuera!

Frecuentemente, cuando voy saliendo de una inmersión cargado con una botella doble a mis espaldas, un cilindro adicional a cada lado, y otro tanto de equipo, otros buzos me detienen para preguntarme: ¿por qué, o para qué lo hago? Ciertamente, podría darles una respuesta muy técnica, respecto a cómo desafías los modelos de absorción y liberación de Nitrógeno y Helio, la hipoxia, el gradiente de presión, la narcosis de los gases inertes o las presiones parciales de los gases; pero para mí, la respuesta más sincera y cierta sería “¡porque se siente como si acabas de hacer una caminata espacial!

Ignoro si los algoritmos utilizados para los modelos que emulan la absorción y liberación de gases en los tejidos sean tan complejos como los que calculan la trayectoria de un vehículo espacial, pero si puedo afirmarles que con el buceo técnico puedes llegar a espacios donde nadie más ha estado antes, y donde en caso de una falla, puede no haber rescate posible; tal como un astronauta. Cuando buceas con equipo y planificación recreativa, en caso de falla siempre puedes subir a la superficie, y las probabilidades de sufrir lesiones son muy remotas. En buceo técnico, la cadena de errores que puede producir lesiones o un desenlace fatal, es muy corta. Por eso todo nuestro equipo es redundante, porque para resolver un problema bajo el agua cuando tienes un protocolo de paradas de descompresión obligatorias, necesitas permanecer la mayor cantidad de tiempo posible, y el equipo redundante se diseña de tal forma que te extienda las posibilidades de lograr un desenlace favorable en caso de falla.

Por mencionar sólo algunos de los componentes de equipo de buceo técnico de aceptación convencional, utilizas: más de un gas que puedas respirar a la profundidad de tus paradas obligatorias con reguladores independientes, dos dispositivos diferentes para medir tiempo y profundidad, tu plan de inmersión por duplicado, dos instrumentos para cortar que puedas alcanzar con una sola mano, máscara de backup y una o dos boyas inflables (SMB) con capacidad similar a la de tu BCD.

¿Se justifica todo ese tilichero? Oh yeah Houston! Cuando llegues a la propela de ese crucero de 200 metros que está a 50 metros de profundidad, o te saluden un par de meros de 100 kilos en su cueva que está donde nadie nunca llega, o cuando simplemente te quedes hipnotizado por el abismo azul que descubres que hay a partir de los 85 metros, justo en la bahía donde siempre has buceado, créeme que vale la pena.

Y es que con buceo técnico, el mismo sitio que ya has buceado varias veces se convierte en una aventura totalmente diferente. Si ya practicas el buceo con pasión, te invito a que pruebes el buceo técnico, aunque sea por un día. Es probable que al salir del agua, tengas tu propia respuesta para la pregunta inevitable que te harán aquellos mortales que nunca han experimentado una caminata por el espacio.

La experiencia Discover Tec es totalmente personalizada, y la puedes realizar con nosotros un sábado cualquiera. Escríbenos a manux@tecdiver.org, y nos ponemos de acuerdo en los detalles.  

No comments (Add your own)

Add a New Comment


code
 

Comment Guidelines: No HTML is allowed. Off-topic or inappropriate comments will be edited or deleted. Thanks.